Rosas preservadas

  • Conocidas como rosa eterna, no necesita agua. Quien recibe una rosa de estas queda prendado de ella por su larga durabilidad conservando el aspecto fresco y natural del primer día.